Testimonios

Diane


 3/02/2017 Hola a todos !!   Hace un par de días o mejor dicho, de semanas, que quiero dejar un testimonio de la experiencia chamánica intensa y maravillosa que tuve con Waco.  Me imagino que antes de escribir este testimonio tenia que integrar bien todo lo que pasó, que cambió,  es decir, un nuevo comienzo lleno de confianza, de poder personal y más que todo un alivio profundo. Me toco 5 o 6 meses antes de animarme a llamar a Waco. No me atrevía, quizás por miedo al cambio, hasta el momento que sentí que YA , ES AHORA ! Fue una decisión intuitiva  y me deje llevar con toda la confianza. Cuando uno siente esta fuerza por dentro que le dice que ya es momento, hay que dejar fluir, aceptar y no darle más vueltas. Hoy soy muy feliz de haberlo hecho así. Waco … que decirte  .. Emanas una sinceridad de ayudar, un optimismo, una honestidad y unos valores que me tocaron el corazón. Conocí a otros chamanes y aprendí mucho en el sentido que no se puede confiar en cualquier, es más , hay que poner mucho cuidado a quien escojas para ayudarte con el chamanismo. La experiencia contigo fue totalmente diferente. Se sienten las ganas que tienes de ayudar a la gente desde el fondo de tu corazón. Me alegro tanto haber cruzado tu camino. Llegue a un punto de sentirme atrapada , que algo no me permitía avanzar más y ser LIBRE. Me sentía y era totalmente apagada sin ganas de ver ni hablar con nadie y con miedo a la gente.  No quiero entrar en los detalles que son asuntos muy personales, tan sólo quiero AGRADECER. Agradecerte  Waco, a Ti y al OSO por el trabajo que hicieron. Me sentí en total confianza con una persona honesta  que hace más que bien su trabajo.  Después de la limpieza sentí un cambio y como lo sabes , el universo alejó de mi  lo que  no  tenía más espacio y lugar en mi vida.  Fue RADICAL. Sentí  miedo al cambio al principio y estuve un poco perdida pero no se demoró  mucho tiempo, unos días solamente.  Seguramente había resistencia por mi parte  pero después de unos días .. pfiouuuuu , que ALIVIO ! Que ganas de levantarme y VIVIR. Después de un mes me siento como una mujer que acaba de nacer  pero con todo lo aprendido. Una mujer llena de confianza , de fuerza interior , de optimismo  y felicidad, en fin, una mujer LIBRE.  Una segunda ( y no nueva, porque no me arrepiento para nada de lo vivido y de las experiencias que viví)  vida empieza para mi  y aún  me queda bastante que integrar ! No alcanzo a imaginar que será mi vida después de integrarlo todo. Gracias a ustedes 2 ,  que súper equipo hacen ! jajaja. Espero  algún día poder conocerte en persona y darte el abrazote que te mereces ! jajaja  Les mando mucho amor y mucha luz desde   PARIS, FRANCIA sin olvidar que la distancía es una ilusión .  Para los que me leen , perdona mi español que no es mi idioma,  no dudo que entenderán el fondo de mis pensamientos al escribir este testimonio.    Mucha luz a todos.   DIANE

Maica Montero


19/01/2017

Buenas tardes: 

Os escribo estas líneas para felicitaros por el buen trabajo que estáis haciendo en la pequeña colaboración en el programa Sabiens. Me resultan interesantes todas las colaboraciones que hacéis alternando las semanas pero el programa de hoy me ha parecido especialmente clarividente. Estoy recibiendo mucha información últimamente en los sueños respecto a esta era del despertar en la que estamos. Los Mesías, Profetas , Avatares , de todas las épocas que han venido en cuerpo a ayudar a despertar, los que están naciendo en esta época y los seres (todos) que ya estamos aquí; formamos todos parte de una sola Filiación o Consciencia Única, nunca ha habido nada fuera de esa consciencia pues es el todo, nunca hemos estado separados de esa consciencia. Nuestro ego intenta justificar cualquier hecho que se salga de lo habitual, intenta estudiarlo hasta el punto de crear teorías físicas o cuánticas para justificarlo, cuando en realidad, sencillamente "es".

Es necesario, y es por eso que os escribo, una gran labor de aprendizaje y reeducación a todos para que,  todo el mundo entienda que nunca ha existido la separación y todos "somos" consciencia divina, y para desaprendrer aquellos dogmas  que nos han inculcado siempre y que no nos servirán, cuando empiecen a manifestarse cosas que no son habituales y para las cuales será necesario tener la mente abierta y limpia de juicios.

Finalmente daros las gracias por hacer un buen trabajo tanto desde vuestra consulta como desde la radio.

Un fuerte abrazo!

           Maica Montero

Xabier Aramendía


10/01/2017 Buenas: Hablar con vosotros, Xabel y Waco es un regalo. Sentir a tu oso, Waco, un bálsamo. Os agradezco que me hayáis presentado a mi animal principal para trabajar en el camino de la sanación y ser útil a la vida. Estoy muy agradecido por ayudarme a recuperar mi armonía las veces que he pedido ayuda a tu animal de poder, el oso. Tanto a nivel presencial como a distancia, las sanaciones del oso son maravillosas y la integración que tú, Waco, tienes con él, es conmovedora. Por eso, los "gruñidos" que origina el oso a través de ti son sencilla y llanamente entrañables. Finalmente, quiero mencionar la sesión de oráculo que solicité y en la que el oso me dijo las cosas sin tapujos ayudándome a ver partes de mi vida en las cuales era necesario incidir.   De todo corazón, gracias, gracias, gracias.            Xabier Aramendía..

Isabel


Mi vida había sido un caos, mi infancia, mi adolescencia, mis 20, mis 30. Muchas veces le decía a un Dios, que para qué había nacido, todo era sufrimiento. Rabia, mucha rabia, odio, cambio de carácter, igual estaba arriba, que estaba abajo, tristeza, soledad. Sé, por experiencia, que existen otras energías, ya que yo siempre he percibido cosas no visibles, y he llegado a escuchar voces. Cosa, que me llevaba loca. Siempre le hablaba a mi “Dios” y le decía que quería paz, tranquilidad, ser normal que me ayudara a cambiar. Ya que no solamente me afectaba a mí, sino, a todo mi entorno. Un día, conocí a la mama de un amiguito de mi hijo mayor, y nos hicimos buenas amigas, con el tiempo, le conté lo que me pasaba, y que quería cambiar y no podía. Había algo en mí, que no me dejaba ser yo. Entonces, ella, me hablo de un Chamán, que le había ayudado mucho con un familiar suyo. Con el tiempo, vi que necesitaba tener una cita con él, estaba desesperada. En mi primera entrevista con Waco, casi no lo deje hablar, yo era un manojo de nervios y desesperación, por causas ajenas no me pudo tratar ese día, pero al hablar con él, me fui más tranquila, porque no estaba loca. Entendí muchas cosas que me estaban pasando. A los pocos días volvimos a quedar, y me hizo una Limpieza, más bien dicho, una graaaan Limpieza, llevaba muchas energías pegadas a mí, por eso los cambios de carácter, todos intentaban dominarme, sus dolores, había días que no podía ni moverme, yo los llamaba mis demonios. Waco, me explico, que tengo mucha luz, y las energías o espíritus que no han pasado a la luz, vagabundean por este mundo, y cuando ven un ser de luz, es como un faro para los barcos, intentan “resucitar”, entran en ese cuerpo, sin pedir permiso. Si uno no sabe protegerse, lo pueden volver loco. Tienes cambios de carácter que no sabes de donde vienen, enfermedades que salen de la nada, rabia, odio. Todo lo que esa energía lleva consigo, te la transmite. Cuando Waco me dijo mi Animal de Poder, fue una energía muy poderosa la que sentí, conmigo la llevo y su trabajo hace.Una gran transformación...Un gran empoderamiento. En cuanto a las partes del Alma también las recupere y me vino muy bien. He experimentado cambios importantes en mi vida, la veo diferente, desde otra perspectiva.. Waco y Xabel, han estado a mi lado, orientándome en esta nueva etapa de mi vida, a los que estoy más que agradecida. Puedo reír, ver lo bonito que es un día de sol, como uno de lluvia y viento.Tengo paz. Ahora cuando tengo un dolor, enfermedad o carácter “extraño”, los llamo. Como digo yo, mis dolores no son míos. La vida te pone pruebas, unas veces las ves venir, y otras no. Y como dice mi gran amigo Waco, HAY QUE VIBRAR ALTO. Un abrazo de oso. Isabel

Svitlana Gedz


07/01/2017 Hola, me llamo Svitlana Gedz. Mi corazón ahora está lleno de felicidad. ¡En mi vida había sucedido un milagro así!, y me gustaría compartirlo con todos, especialmente con las mamás. Tuve suerte de conseguir una cita con el Chaman Waco. Mi hijo también estaba muy interesado. Al tener mi hijo la sesión con Waco, le encontré muy emocionado y con mucha energía. Mi primer encuentro con Waco fue impresionante. Me atendió demostrándome que era un hombre muy sereno y con muchísimo poder energético. Ese día fue mi renacimiento. Esta misma tarde no paraba de intercambiar emociones con mi hijo. Sucedió algo maravilloso. Me abrazó y no cesaba de decir que yo era la mejor madre del mundo. Me besaba en la frente y lo repetía una y otra vez. Lloramos y reímos. No podíamos separarnos, en medio de la calle y sin darnos cuenta de que los minutos se convertían en horas. Me dijo que me perdonó hace mucho tiempo, que él siempre me valoraba. Desde hace 17 años que yo sentía culpabilidad porque había dejado a mi hijo con mis padres, y yo fui a buscarme la vida a otro país. Entre nosotros siempre había un silencio amargo, yo estaba trágicamente desvalorizada, pensando que mi hijo jamás me iba a perdonar. Pero aquella noche llena de magia, me confesó que no pensaba que él tuviera suficiente valor de decirme todo aquello. ¿Acaso no es un milagro? Qué maravilloso es ese sentimiento de liberación, después de todos esos años llenos de amargura y rencor. Simplemente sucedió una reconciliación entre madre e hijo. Doy mil gracias a Waco, por su excelente trabajo y su corazón lleno de amor. Un muy fuerte abrazo. Svitlana Gedz

Ana González Ruiz


Estuve una primera Sesión sanándome, el interior sacaba para afuera todo lo que no funcionaba como debiera, bien por las emociones contenidas, o porque yo estaba somatizando todos los acontecimientos que no me agradaban, sucedian cosas malas sin parar, en mi entorno familiar, en el trabajo, con los amigos. En fín, era el desastre numero uno.

En la segunda tarde que pude asistir para recuperar trozos de mí, que estaban por ahí perdidos, según Waco son traumas de mi vida, necesitaba ayuda profesional pero nunca recurrí a ella, quizás porque pensaba que el dinero no me sobra y hacia falta para otras cosas de mi casa, prioridades que no eran verdaderas.

Ahora, estoy bantante mejor, más consciente, la realidad ya no me acobarda y recomiendo a todos los que aprecio que prueben esta experiencia que yo viví, con mi buen amigo... ¡¡ No tiene precio !! Llegas a notar que te transformas en todo lo que tú quieres ser, y proyectas realmente lo que eres, no lo que tienes. Gracias.

Cristina


Mi hijo tenía 3 y medio , había cogido unas anginas tremendas llevaba 15 dias sin casi probar bocado ,básicamente yogures y casi nada más y a eso le sumamos la fiebre. La verdad es que estaba desesperada sabía que me lo ingresarían nada más pisar el centro de salud al cual ya era la tercera vez que había ido en esos dias. De pronto me hablaron de Paco. En aquel entonces no sabía lo que era un chamán ..como una especie de curandero de las montañas algo así me sonaba..pero ni idea. Pero ..no tenía nada que perder y como se trataba de un niño me dió cita ese mismo día . Nunca había visto nada parecido, lo digo por si alguien no ha ido nunca a una de estas sesiones..bueno ..pues yo era la primera vez que veía las plumas, las maracas para sanar etc..Me dijo..estate tranquila porque tu hijo va a salir curado de aquí..Le miré como diciendo..si supieras lo que llevo con este niño y que en dos dias tengo la cita y seguramente lo ingresen porque no come nada de nada..pero me callé. Cuando terminó nos fuimos hacia el coche y camino de casa en el coche me dice mi hijo..- mamá tengo mucha hambre ,cuando lleguemos me das un puré ..No podía creerlo !! Esa noche mi hijo comió un plato de puré hasta arriba y un biberon de cereales entero..y por supuesto no hubo más fiebre.

David González


Quiero comenzar este testimonio dando las gracias a mi amigo y hermano WACO. Que en un momento en el que nada parecía tomar luz en mi vida, ni tomar una dirección adecuada, me permití pedirle la ayuda de su capacidad para canalizar información de otros planos de conciencia, o de cómo el mismo dice de escuchar a los espíritus. En aquel momento en el que no entendía del todo que me pasaba, ni tampoco era totalmente conscientemente en que punto me encontraba, ni siquiera que hacer o que acciones tomar, lleno de preguntas de hacia donde dirigirme, le plantee muchas cuestiones tanto de mi vida espiritual como terrenal, pues necesitaban una respuesta inmediata ante la desesperación que me invadía. Cuando me llegan las respuestas resumidas de forma muy sencilla en los aspectos planteados (espirituales y terrenales), la información me deja absolutamente convencido de su veracidad, de que eran pasos adecuados que me convenía tomar. Pues por un lado sus ALIADOS ESPIRITUALES me describen con todo detalle y rigor la situación de aquel momento, y los movimientos que venia haciendo para llegar a ese punto critico en el que me encontraba, que por otra parte aunque yo podía intuir que algo no iba bien, la certeza de esta canalización me pudo valer como confirmación y así afianzarme en mi propio criterio, y que por aquel momento estaba con una niebla muy espesa lleno de dudas y de mucha confusión. Recibiendo la explicación con detalle de por que estaba inmerso en aquella situación, y lo más importante como revertir dándome consejo del como debía de hacer, para reencausar en el camino que esta dispuesto para mi. En resumen con un vocabulario muy cercano y entendible, se me dan los consejos de que no me convenía seguir haciendo, también que si debía hacer para reencontrarme conmigo mismo, sentirme bien con lo que hago, recuperar la confianza en mi, y ponerme en el lugar adecuado. De nuevo Waco muchas gracias, gracias, gracias.

Hilario


Te escribo mis impresiones y experiencias según el trabajo que me realizastes ...mediante la Adivinación Chamanico: De algún modo creo que en esta vida todos venimos con un propósito y una misión que cumplir. Pero cuando nuestra alma elige esta misión creo que no nos lo pone nada fácil en esta vida terrenal y nos pone muchas circunstancias para que nos ganemos a pulso nuestra misión.En primer lugar nos pone el ego,la envidia,la codicia,el odio,los celos y muchas cosas negativas en la vida para que nos entorpezca en nuestra misión, es como si quisiese ponernos humo en el camino para dificultar nuestro peregrinar por esta vida.En otras ocasiones no son nuestras circunstancias las que dependen de nuestras decisiones para estar mejor o peor, sino que son los problemas que otras personas nos causan los que nos hacen desviarnos del camino.En mi caso en concreto creo que desde siempre supe cual era mi (Misión,trabajo,desarrollo en esta vida y vocación tanto profesional como social,como familiar) pero lo que me sucedió fue que por los egos,humos de la vida y circunstancias no podía ver mas allá. En estas ocasiones en las que siempre repetimos los mismos patrones de conducta y comportamiento erróneos, es necesario que alguien nos indique el camino o bien nos de indicios de que senda o camino tomar.En estos casos personas como Waco nos son imprescindibles para salir de nuestra situación de desespero, de sufrimiento, de ahogo ante la vida y hacernos ver que debemos tomar otro camino, de que viejas creencias nos limitan, de que no siempre tenemos razón en nuestro planteamiento de la vida.Estas personas como Waco no es que tengan un don especial en esta vida (todos somos especiales) lo único que hacen es ser un canal entre este mundo, nuestro mundo material y terrenal, y otros mundos mas espirituales, para darnos un camino, una guía, una ayuda a seguir... Por eso para las personas que necesiten ayuda por alguna circunstancia en esta vida es bueno acudir a personas como Waco que nos hacen de enlace con otros mundos.Lo único que podría hacer especial a Waco de otros profesionales es que el es un profesional, tanto en formación estudiando y aprendiendo con otros grandes maestros chamánicos muy reconocidos, como por su gran corazón y alma transparentes y por haber encontrado en el chamanismo su misión de alma. Esto hace de Waco una persona muy especial por poder ayudar a mucha gente desde el alma y el corazón. En mi caso en concreto fue darme una respuesta a mis necesidades y un empujón como dan los pájaros a sus crías para que aprendan a volar, a volar por la vida, a desarrollar todo el potencial interno que tenia.Y bueno ese cambio, queridos amigos, me a llevado de un pueblecillo de Huesca de unos 200 habitantes a irme a vivir a Madrid y empezar allí una nueva etapa en mi vida.Llevaba en mi vida estancado como unos 12 años y con su mensaje en un par de días tome la decisión de cambiar de rumbo en mi vida y en lugar de tirar para atrás tirar para adelante. Solo puedo decirle a Waco que gracias. Y espero que pueda guiar tu camino en esta vida como si me la guió a mi.

Isabel Botella


Desde el año pasado 2011, había oído hablar de los trabajos de Waco,ya que tengo varios amigos que habían ido antes a él.Personalmente he probado otras técnicas que me han ido ayudando tanto en mejoras de dolencias físicas, situaciones de mucho estrés debido a enfermedades de familiares cercanos, como de evolución pesonal y espiritual Aunque me llamaba la atención su trabajo pensé "una técnica más",no quería dispensarme en más cosas. Pero pasado un tiempo me dije que probaría un día a ver que pasaba. La verdad es que cuando comenzó a decir cosas que yo realmente conozco de mi misma , y con bastante detalle me entusiasmó. Realmente vio las excusas que me pongo a mi misma para no avanzar, con mis bloqueos, causados algunos de ellos por el miedo. Para ayudarme con esos "bloqueos" y seguir avanzando Waco me propuso realizar " LA RECUPERACIÓN DEL ANIMAL DE PODER" Y "LA RECUPERACIÓN DEL ALMA". Por el mes de mayo realizamos el tratamiento en tres sesiones: Aunque Waco me advirtió que no intentara "juzgar" al animal que se presentara , no pude resistir en un principio sentir un cierto "rechazo" ya que me trajo Una Serpiente. Pero intenté trabajar con ella , al mismo tiempo que le agradecía el haber venido a mí.La verdad es que sucedieron ciertas sincronicidades, además comencé a buscar información en Internet y me iban llegando mensajes que realmente me servían en estos momentos y que me indicaban la importancia de "transformar"algunas formas de pensamiento.Con la "RECUPERACIÓN DEL ALMA", se recuperaron cuatro partes de ella y vinieron dos regalos o dones. Sólo identifique una parte como un periodo traumático importante aunque as advertencias de Waco hicieron que aceptara todas ellas sin intentar razonarlas.Creo que fué importante que durante unos días después yo estuviera de vacaciones y le pudiera dedicar más tiempo a observar el tipo de pensamientos, sensaciones e imágenes que me venían y que me ayudaron a aceptar e integrar esas partes en mí.Ya que el ritmo normal de vida, trabajo, familia y responsabilidades, pasa más desapercibida la información que en cierta manera llega.En cuanto mis conversaciones con mi ANIMAL DE PODER, me cuesta un poco, si puedo decir que en tres ocasiones vinieron frases a mi mente muy rápidamente, después de realizar las preguntas. Pero otras veces las ideas que vienen no me resultan claras y encima dudo si soy yo la que está interpretando, por lo que soy bastante escéptica. También me cuesta formular preguntas claras, ya que a veces las hago demasiado largas, para ello Waco me ha recomendado un libro “Cómo hablar y escuchar a tu Ángel de la Guarda”, en el que estoy aprendiendo a practicar y realizar preguntas más concisas a mi animal de poder. Como también explica las mismas dudas que yo tenía, pues la verdad es que me está resultando interesante y práctico. En alguna ocasión me ha parecido sentir algo especial, que no se describir entre “imaginación” y“sensación”, creo que mi animal está a la parte izquierda detrás de mí.

Actualmente me encuentro en pleno proceso, han aparecido en mi vida gente con la que compartí mi infancia y adolescencia. Me siento algo más centrada, bastante relajada, pero sobretodo ilusionada. Esas sensaciones me ayudan a ir paso a paso, aunque sé que aún tengo temas importantes,que ver, enfrentar o aceptar. Pero lo importante es que ya no estoy paralizada, estoy más activa, cogiendo confianza, mirando nuevos caminos. Conforme mis pensamientos van cambiando, las percepciones,situaciones e incluso algunas personas de mi alrededor también cambian. Destacar de Waco, su gran corazón, y la naturalidad con la que realmente te transmite sus creencias, sus conocimientos y sus experiencias. Por lo que se lo agradezco de todo corazón.

José Alejandro


Por temas de negocios (fabricación de un equipo de medicina fractárica) tuve que viajar a Alicante en varias ocasiones, en la primera ocasión (qué ahí cuando nos conocimos personalmente mi socio y yo) mi socio me habló de un Chaman al que había acudido (de inmediato sentí que era conveniente también acudir a el) y le pedí que si podía concertar una cita, me dijo que era muy complicado que me diese una cita rápida (yo estaría solo 2 días en Alicante). Mi socio me comentó que cuando le preguntó sobre un viaje que él (mi socio) debería hacer a Sur-América y donde se encontraría con cierta persona (le preguntaba si sería de importancia en su vida de alguna manera), la descripción que el Chaman le dio de esa persona no coincidía para nada (le había descrito a una persona con pelo y barba blanca y vestido con camisa blanca y mas bien de estatura normal ) ya que la persona con la cual iba a reunirse en Sur-América era de estatura más bien pequeña y no tiene las características que el le describía. Obviamente esto dejó algo desconcertado a mi socio (en aquel momento todavía no éramos socios ni nos conocíamos personalmente. Fue cuando nos reunimos por primera vez en Alicante que él se dio cuenta que la persona que el Chamán había descrito se correspondía exactamente con las características mías). Cuando fui a viajar la segunda vez a Alicante le pedí a mi socio que me concertase una cita con el Chaman pero se olvidó de hacerlo y tuvo que ser en mi tercer viaje a Alicante que por fin pude tener la entrevista con WACO: Mi primera impresión al estrecharle la mano a WACO fue la de tener enfrente a un Ser muy firme y seguro de sí mismo y de lo que hace. Fue muy interesante, para mí, constatar que se identifica totalmente con su “Animal de Poder” de tal manera que cuando estas tumbado y Waco hace su “Trabajo” , sientes perfectamente al “Animal de Poder” de Paco a tu lado y los sonidos que desprende son auténticos. Durante la sesión “curativa” Pude sentir como mi cuerpo perdía todo el peso, de manera que me sentía casi flotando a pocos centímetros del suelo (estaba acostado sobre el suelo). También sentí como si mi cuerpo se fuese llenando , interiormente de plumas cuando el introducía mi “Animal de Poder” , por medio de soplar sobre mi cuerpo, dentro de mi (mi “Animal de Poder” correspondería a una Águila). También pude sentir, en un momento de la sesión que WACO realmente había sido un Gran Chaman Indio ya que pude “verlo” (en mi mente y mientras él seguía tratándome) con pelo blanco y 2 coletas indias (como las que conocemos de las películas de los indios de Norte-América). WACO me dio tres fechas donde partes de mi Alma se habían desprendido de mi. Pude perfectamente identificar esas fechas con experiencias, de alguna manera, traumáticas que viví. Recibí tres regalos del “Mundo Espiritual” (por medio de WACO) que también pude asociar exactamente a mi persona en particular y a mi trayectoria de “búsqueda” en esta vida. Finalmente tuve la oportunidad de poder sentir (Intercambiando nuestras manos en el Corazón del otro) a un Ser enormemente Robusto y firme como UNA ROCA, sincero en todo lo que hace y dice y sin tener ninguna duda al respecto y que eso hacía que lo sintiese como un Ser Enorme ante mí (Como una enorme estatua de granito que nadie puede mover de “su sitio”). Semanas después y durante una sesión de “Ayuda a la Auto- Sanación” que estoy impartiendo a una muchacha con un quiste ovárico y mientras yo estaba sentado detrás de ella ( ella tumbada sobre la camilla) y yo estaba con los ojos cerrados, sentí de repente una fuerza enorme en mis manos , sentí las garras del “Águila” y de inmediato estaba en mi mente la información de que con las uñas de las garras podía abrir (en cuerpo entérico) capa a capa la piel hasta llegar al quiste y una vez allí con las potentes garras agarrarlo y arrancarlo de cuajo. Tengo que decir que desde hace años estoy intentando formarme energéticamente para poder ayudar a la auto-sanación y que ya hace años me dijeron que mi ser estaba en camino para poder ayudar a restringir en Cáncer en algunas personas, desde entonces he estado buscando “instrumentos” que me ayudasen en ello y ahora parece ser que, gracias a WACO y su Gran Trabajo, me ha llegado una Herramienta importantísima en ese acometido. Se que mi camino no a hecho mas que empezar y agradezco enormemente a WACO su Gran seguridad en lo que hace de manera que hace que sea un GRAN PROFESIONAL y quisiera hacer sobresalir su GRAN SINCERIDAD al respecto (suelo “sentir” a las personas y se perfectamente como están y como son en cada momento). Doy Gracias al Universo por poner estas “etapas” en mi camino de poder seguir encontrando MARAVILLOSOS SERES que ayudan a complementarme a mí y también a todas las personas que, abiertamente y sin prejuicios, acuden de manera voluntaria a que sean ayudadas a experimentar su propio crecimiento Espiritual. Gracias de todo Corazón Waco

Mari Ángeles


Es curioso como sucedió todo, llegue a Paco (Waco) a través de alguien que hacia años que no mantenía relaciones de amistad pero todo ha cambiado. Cuando nos dijeron que a mi hijo Izan de 3 años le habían diagnosticado un tumor cerebral, dudé mucho si era cierto puesto que no presentaba síntomas que nos hiciera pensarlo. Finalmente tuvo que ser intervenido quirúrgicamente del tumor, la operación le mantuvo 3 meses ingresado con una grave infección de fiebre que no se sabía de donde venía hasta que a Paco (Waco) le entregaron la foto de Izan y me llamaron para decirme que no tendría más fiebre y así fue. ¡Como no sentir curiosidad por esta persona¡ Cuando salimos del Hospital y le conocimos me habló de cosas que no todo el mundo puede creer y entender. A Izan le tocaba la cabecita pero no paraba de llorar, le habían hecho daño tantas veces en el Hospital que no confiaba en nadie, pero la segunda vez que lo vió se quedó tan tranquilo que parecía que fuese su amigo de toda la vida. Han pasado casi tres años y no hemos dejado de ver a Paco (Waco). Al día de hoy todavía los médicos le hacen revisiones cada cierto tiempo y les estoy muy agradecida de lo que han hecho pero cuando llega el momento de saber los resultados la tranquilidad que me transmite Paco (Waco) no la consiguen ellos. No quiero desconectar de él nunca. Para mí entre todos consiguieron QUE UNO DE LOS PILARES DE MI VIDA QUE TANTO SE HA TAMBALEADO YA SE SOSTIENE FIRMEMENTE. Que me quedo con lo bueno y con lo mejor del verano del 2009.

Mónica


Sobre mi experiencia con los trabajos chamanicos de Waco La mañana del día 01 de agosto del 2012 visité a Waco y le vi por primera vez, llegué asustada porque no sabía muy bien como funcionaba todo esto, aunque había leido su página Web y estaba perfectamente bien explicado.No veía el momento de llegar allí y una vez en ese lugar tan increible y algo asustada sentí como me invadía una sensación de paz interior. La primera impresión que me dió Waco fué seguridad, en persona es entregado y lo que hace lo hace con amor y poniendo el corazón en ello, eso me dió una gran confianza y seguridad.Le ví como un gran maestro. Sin Waco saber absolutamente nada de mi vida empezó a explicarme todo el trabajo chamánico que ibamos a hacer. Me tumbé nerviosa en la habitación, llena de vida y paz, cerré los ojos y Waco comenzó el trabajo. Lo primero fué una Extracción Chamánica y sentí una fuerza enorme enrroscada dentro de mí como una serpiente y cuando Waco me quito ese "Ser" sentí un gran alivio, me sentí ligera. Por supuesto yo a Waco no le había contado nada de mi enfermedad:Tenía un Herpes Zoster (la Culebrina) desde hace 3 años y cada vez brotaba con más fuerza y me iba comiendo terreno en el cuerpo, me dejó una Neuralgia en la cara (paralisis en el trigémino facial) que me limitaba a hacer cosas de la vida diaria, estaba abatida desde los 28 años porque me agarró algo así, me dejó depresiva y sin ganas de nada, sólo con ganas de tirar la toalla y que me cogiera el terreno que le faltaba de mi cuerpo.En la sesión, ahi fué cuando sentí que Waco lo arrancaba, me sentí ligera con un leve dolor de cabeza por los nervios pero muy aliviada y ligera, alegre, sabía perfectamente que esa sensación sólo podía ser un "Ser"que estaba dentro y me estaba apagando todo y que Waco sin saber nada dió con ello y lo sacó. El siguiente trabajo fué traerme a mi querido Animal de Poder, me puse tan nerviosa que no supe como recibirle pero enseguida noté ese amor incondicional yseguridad que me daba mi Animal,algo que sin saber como, me hacía muy feliz y me llenaba el corazón y el espíritu de vida, le recibí y increiblemente a partir de ese día " seres de baja bibración" ya no me molestan, ya no tengo miedo por las noches a mis 31 años,que llegaba a llorar del miedo que llegaba a tener,me sentía desprotegida y desde entoces empece a sentir que con las luces apagadas ya no me daba miedo sentir algún espíritu o energía. Aún cuando me veo debil pienso en mi Animal de Poder, porque puedo sentir su fuerza, y ese miedo desaparece, porque siento a mi Animal de Poder y se que estoy protegida.Siento esa vitalidad y energía que había perdido, esa alegría que me faltaba, finalmente comentamos el trabajo realizado. A continuación Waco me explicó que ibamos a realizar el trabajo de La Recuperación de las Partes del Alma para ello debía viajar para traer las Partes del Alma que en estos momentos eran necesarias para continuar avanzando en la vida. Yo por supuesto ya estaba más tranquila, pues estaba feliz, llena de amor pero aún quedaban las partes de mi Alma. Muy profesional Waco siguió con el trabajo. Waco y su Animal de Poder eran uno sólo, impresionante la conexión que pueden llegar a tener, no salía de mi asombro. Entonces Waco comenzo a decirme fechas en las cuales había perdido partes de mi Alma, pues he sido siempre muy cariñosa, sensible y dulce y una niña que despreciada por gente que piensas que te quiere y que te llevas la gran decepción. Pues bien me recuperó 4 partes de mi Alma, ¡¡ como no iba a estar apática, sin dulzura,siempre cavizbaja, enferma, sin ganas de nada y con muchos miedos !!: ¡¡ ESTABA FRAGMENTADA !! A los 15 días Waco volvió a citarme en la habitación  de paz y llena de vida, así la llamo yo por lo especial que es y por toda la ayuda que me han brindado: Waco, su Animal de Poder y la Habitación. Ante todo Waco durante los 15 días estuvo en contacto conmigo telefonicamente, ayudandome en el proceso y eso dice mucho de Waco como persona, como profesional y como amigo. Comentamos el como me sentí, no tuve miedo pero si algún llanto de pena. Me dijo que era normal que había mucha energía moviendose y ahora faltaba lo mejor ya que tenía que Integrar las Partes del Alma recibidas y ahora la energía se removería más aún. Recibí y Integré las Partes del Alma asi como los Regalos del Universo al cual estoy muy agradecida. Ahora después de 2 meses de conocer a Waco y todo el trabajo realizado, aún sigo sintiendo mejoras en mi vida, principalmente en que la Culebrina desapareció, siento mi Animal de Poder, siento su fuerza y las  caracteristicas de el, además de soñar cosas muy interesantes y no las pesadillas anteriores que siempre me levantaba llorando y abatida. Un abrazo muy grande para ti,tus Espíritus de Ayuda, tu Animal de Poder y tu Habitación llena de paz y vida y sobre todo porque siempre estás pendiente y no pierdes el contacto con la gente a la que ayudas y eso te hace ser diferente y especial...

Monica Nita


Hola Waco: Quería agradecerte y…¡qué manera más directa que contándote mi experiencia, una de las más bonitas que he tenido en esta vida, de dar a conocer los sentidos que casi de repente despertaron en mí una fría noche de invierno! Llevaba tiempo, años, sintiéndome bastante infeliz, sintiendo que vagaba por el mundo sin conocer el rumbo, como una triste hoja a la que el viento sopla en otoño, de aquí para allá. No sabía exactamente qué era lo que me estaba pasando, pero sentía que no vivía desde la plenitud de mí ser. Buscaba, sin saber qué, pero sintiendo que con cada día que pasaba me acercaba cada vez más a aquella cosa aún velada, que tanto anhelaba mi Alma. Sé que la mayoría de las personas vivimos durante cierto tiempo o incluso durante toda una vida, como zombies, sin saber qué nos pasa y por qué nos pasa y que, cuando queremos averiguarlo, nos topamos con muros tan altos que abandonamos la búsqueda de respuestas, transformándonos en el mejor de los casos, en para siempre medio-felices no buscadores conformistas, personas ideales en un sistema al que no le gusta demasiado el despertar. Pero como siempre he sido una rebelde sin causa, una buscadora sin muchos miedos, nunca pude dejar de preguntarme: “¿Qué es lo que te pasa, chiquilla?”. Y cuando quieres algo con toda tu alma, las casualidades aparecen…

Un día visité a un amigo y empezamos a hablar de chamanismo. Después de un rato, él me dijo que conocía un hombre que lo practica y me dejó su teléfono. Así que llamé, tardé como una semana, porque quería formularme las frases - ¿cómo iba a llamar a alguien a decirle: “Oiga Usted, no tengo la puñetera idea qué es lo que quiero, pero sí sé que me siento un poquitín infeliz y a lo mejor Usted me podría ayudar…Porque yo vivo y no sé por qué vivo, he leído mil libros y he practicado mil artes y sé en lo más profundo de mi alma que estoy (y estamos) aquí para ser felices, para amar, para crecer. Pero no sé porque yo no puedo conseguirlo…”. Al final no encontré una formula que encubriera lo que sentía, así que decidí llamarle sin más. Le dije que simplemente quería una consulta, que no sabía para qué. Waco me dijo que lo iba a consultar con sus espíritus, a ver qué necesitaba, y que me volvería a llamar – cosa que hizo el día siguiente, diciéndome que me hacía falta una extracción, una recuperación del alma y encontrar mi animal de poder y fijamos un día para vernos. El día llegó y…no contaré en detalle (aunque se lo merece más que de sobra) cómo fue la consulta, porque no quiero influenciar con mi subjetivismo las experiencias que puedan tener otros. Solo diré que sentía el amor de ese hombre como un aura a su alrededor, un aura que calentaba mi alma, haciéndome sentirme protegida, amada sin ser juzgada y por ninguna razón concreta. Era un amor tan puro, tan… poco común, que siempre su recuerdo me reconforta, aunque haya pasado cierto tiempo desde entonces. Antes incluso de que Waco me dijese que había encontrado mi animal de poder, sentí una presencia amorosa dentro de mí. Luego supe que era “mi compañera de viaje”. Pero lo más asombroso fue cuando Waco me dijo las edades a las que mi alma se hizo añicos, rompiéndose en pedacitos que volaron lejos de mí y que luego supe que era el motivo por el que siempre me sentí incompleta. Tanto las edades, como los símbolos que utilizó para orientarme (como si hubiese podido olvidar alguna vez esos momentos!) hicieron que me estremeciera. Después me dijo que fuera a abrazar un árbol – cosa que hice después de la consulta. Me fue a un bosque, cerca de casa. Me adentré en él para que nadie me viera, aunque estaba ya bien entrada la noche y lloré abrazando ese árbol, sintiendo como su energía se hacía una con la mía, sintiendo como esos trozos de alma que me habían abandonado volvían poco a poco. Lloré mucho. Y más aún, grité, sintiendo como junto con mis gritos, el dolor que llevaba dentro se salía, desde lo más profundo de mi alma. Luego sentí como mi alma se estaba elevando al cielo, alegre, joven, fuerte, maravillosa, respondiendo con amor a este amoroso Universo, rompiendo el caparazón que la aprisionaba, igual que una brizna de yerba en primavera. Fue una catarsis de la que salí cuando empecé a sentir como el frío me helaba. Siguieron días de integración, de asimilación de la experiencia. De hecho creo que aún sigue el proceso.

Luego participé en un taller que hizo Waco, donde nos enseñó como encontrar nuestros animales de poder. Tuve suerte, porque parece que conecto en seguida con ese método y los animales de poder las siento como presencias tan amorosas, protectoras y alegres que no encuentro las palabras idóneas para expresarlo – y hablo desde la experiencia directa. No sé qué son exactamente. Supongo que son energías que llevamos muy adentro en nosotros, desde tiempos inmemoriales. Al principio las sentía como presencias permanentes a mi lado, pero desde hace ya un tiempo solamente aparecen cuando me hace falta – y siempre es un reencuentro ameno, alegre y provechoso.

Ahora contaré otro efecto. Aunque no busqué ese resultado, sí que pasó y lo acepto como una bendición. Por aquí lo contaré, escondida detrás de los velos de Internet, donde nadie me conoce...porque ni mis amigos alguna vez lo supieron con certeza, aunque alguno sí lo sospechó. Estoy hablando de los problemas que tuve con el alcohol. No es que llegara nunca a ser alcohólica, pero sí, de vez en cuando (o sea, casi cada semana ), se me daba por llegar del trabajo, ponerme a escuchar música en los cascos y beberme una botella de vino (entera), a solas. Sabía que me estaba haciendo daño con eso (mi sabio cuerpo me lo dijo y en muchas ocasiones se rebeló, pobrecito…), pero nunca intenté dejarlo porque sentía que me ayudaba, que llenaba los huecos de mi alma. Siempre me decía: “Lo dejaré cuando llegue el momento oportuno. Hasta entonces ni quiero, ni puedo dejarlo. Y mientras nadie se entere…” – mientras nadie se entere, daba igual si me mataba o no, porque tampoco daba mucho por mi vida…Bueno, para resumir: que después de la sesión con Waco, ya no siento la necesitad de beber. El alcohol me produce tan rechazo, que de Noche Vieja brindé con mosto (sé que la abstemia total tampoco es buena, pero es lo que mi cuerpo pide ahora. A lo mejor, con el tiempo, sí podré por lo menos brindar alguna vez. Pero ahora, después de tantos años de abusos, mi cuerpo rechaza totalmente el alcohol). Nunca le dije a Waco que tenía ese problema, pero en el taller él nos contó que llenamos con vicios los huecos de las partes de almas que se van.

Una cosa que me sorprendió en Waco fue que él nunca me dijo qué tenía que hacer. Ni me lo sugirió siquiera alguna vez. El solamente me enseñó a buscar las respuestas en mi interior y me dio la fuerza y la energía que necesitaba para ello. El nunca me dijo: “Porque yo te lo digo, guapa, que sepas que tu alma es bella”. No, él simplemente me ayudó a abrir los ojos para poder comprobar por mí misma lo que él sabía. Desde que tuve esas experiencias, me despierto feliz por la mañana. Siento cada vez más la belleza del mundo, percibo las cosas de una forma real. Es como si me hubiera despertado de un sueño, constatando que, en realidad, vivo en un mundo tan bonito, tan bello, tan armonioso, que aún me pregunto cómo fue que antes no lo vi. Siento que vivo desde la totalidad de mi ser, con fuerza para decir al mundo: “Alto, ésta soy yo, no la que tú quieres que sea, sino yo. Y hago las cosas que me llenan el alma, aunque a ti no te guste. Y cuando quiero sonreír, sonrío, sin importarme si tú te piensas que soy tonta, porque sé que la vida entera es una sonrisa del Universo. Y si quiero bailar en ritmo de tambores, lo hago sin importarme si a ti te parece una locura. Y digo las cosas que digo porque así siento, no porque lo creo conveniente”. Ahora sé quién soy y no tengo ninguna gana de esconder lo que soy. Y siento como por fin, funciono con todo mi ser. Bueno, aún quedarán huequecillos sin llenar por allí, pero si los hay, pocos y pequeños serán. Pero ahora he empezado a vivir no porque tengo creencias, sino porque tengo certezas. Ahora, más que pensar, siento. Ahora, antes de juzgar, prefiero amar. Ahora ya no ahogo los recuerdos, sino que acaricio con amor la persona que era, abrazo mis experiencias entendiendo que fueron lecciones maestras en mi vida no para provocarme dolor, sino para ayudarme crecer. Ahora sonrío a la vida con una inocente sinceridad, sin esa máscara que tanto me ahogaba, pero que la tenía puesta porque tenía miedo a que me juzgaran. Y podría seguir aún más, mucho más, porque para mí esta experiencia fue un antes y un después, pero para resumir, me limitaré a cambiar una conocida frase en: “Amo, luego existo”. Y sé que ésta es la esencia de mi Ser, sé que para esto estoy aquí y sé que éste es mi camino. De momento no sé cómo lo conseguiré, qué tendré que hacer, pero sé que las ayudas me vendrán en los momentos más oportunos. Ahora no tengo más miedos, sino claridad. Ahora sé cómo se está cuando uno se siente feliz, en armonía, cuando conoce el propósito de su vida, las razones de su existencia. Ahora siento el amor del Universo fluyendo por mis venas y esto me da el poder de cumplir la promesa que hice antes de venirme aquí.

Un abrazo muy grande, ¡Waco!

Veronica Pascual


Nadil, Verónica (Cádiz)

Un día Waco apareció en mi camino, sin más. Lo vi y lo único que pensé fue… “Chaman, Chaman”. Me produjo una gran curiosidad, pero se quedó en eso. Lo que no sabía en ese momento es que nuestras vidas y caminos se volverían a cruzar meses más tarde, no sabía la gran ayuda que recibiría por su parte. Considero que he tenido una vida maravillosa aunque con grandes golpes que me han hecho madurar, crecer y evolucionar. Uno de esos golpes ha sido muy fuerte, me ha dejado casi paralizada. Ante estas situaciones uno se replantea las cosas y la forma de vida, valoras todo desde otro punto de vista, desde una nueva perspectiva. Aprendes qué es lo importante en la vida. Con mucho trabajo personal he aprendido que se puede vivir sin la necesidad de experiencias tan duras y dolorosas. Ahora me permito que las cosas sean sencillas y buscar ayuda sin la necesidad de enfermar para ello. Me permito disfrutar y ser feliz, ser merecedora de mi vida. Isabel y Waco han realizado un trabajo maravilloso, con mucho amor y luz. Han permitido que comprenda mis dones y habilidades, que los integre completamente y los ordene, que los acepte. Me han ayudado a ser una persona completa, una persona que es como es, y que ahora quiere ser así. Mil gracias de corazón. Con todo mi amor y cariño.