Ana González Ruiz

Estuve una primera Sesión sanándome, el interior sacaba para afuera todo lo que no funcionaba como debiera, bien por las emociones contenidas, o porque yo estaba somatizando todos los acontecimientos que no me agradaban, sucedian cosas malas sin parar, en mi entorno familiar, en el trabajo, con los amigos. En fín, era el desastre numero uno.

En la segunda tarde que pude asistir para recuperar trozos de mí, que estaban por ahí perdidos, según Waco son traumas de mi vida, necesitaba ayuda profesional pero nunca recurrí a ella, quizás porque pensaba que el dinero no me sobra y hacia falta para otras cosas de mi casa, prioridades que no eran verdaderas.

Ahora, estoy bantante mejor, más consciente, la realidad ya no me acobarda y recomiendo a todos los que aprecio que prueben esta experiencia que yo viví, con mi buen amigo… ¡¡ No tiene precio !! Llegas a notar que te transformas en todo lo que tú quieres ser, y proyectas realmente lo que eres, no lo que tienes.
Gracias.